Boda Civil

¡BUENAS TARDES CHICXS! ¿Cómo va todo? Nosotros encantados de estar por fin en Navidad, de manera oficial, porque si fueran por los supermercados y los adornos navideños, la Navidad habría empezado hace un mes, cada vez lo adelantamos más todo ¿no creéis?

Pero bueno, mirándolo por otro lado, de esta manera podemos disfrutar aún más de estas fechas tan señaladas y bonitas. Hemos visto lo muchísimo que os ha gustado nuestros post anteriores y estamos más que agradecidos.

Hoy os traemos algo muy emocionante y que esperemos que os encante tanto como a nosotros. Os vamos a contar el desarrollo e historia de una boda. Sí, habéis leído bien, nuestro blog hoy da un giro de 180 grados y nos vamos a centrar exclusivamente en una sola boda.

Y la boda escogida ha sido una de carácter civil, la cual se desarrolló en el restaurante Finca Buena Vista, situado en la Urbanización Colonia Buenavista en el Palmar, Murcia. Este restaurante cuenta con un espacio para celebraciones, dónde creamos un auténtico espectáculo, y dónde nuestros protagonistas fueron Rosa y Jose Antonio, una pareja de lo más encantadora.

Nada más entrar a la finca, habían cartelitos informativos de hacia donde debían dirigirse los invitados. Pero además de indicarte la ceremonia, te indicaba algo que para muchos invitados es mucho más importante, ¡El Cocktail!, todos tenemos a esos amigos que van a las bodas por la comida y la bebida, que le vamos a hacer, se les coge cariño.

Esta boda contaba con numerosos espacios, al tratarse de una boda con más de 200 invitados, necesitábamos ubicar la ceremonia en un lugar amplio, donde todos pudieran visualizar la ceremonia sin sentirse como agujas en un costurero.

El espacio nupcial recibía a los invitados dándole la bienvenida con un bonito cartel, bajo el cual, un camino de guirnalda floral te conducía hacia la entrada del pasillo, coronando con dos hermosos jarrones color oro y decoración floral.

Pero un momento, ¿os habéis fijado que el suelo donde se asienta toda la decoración es césped? ¡ALERTA! ¡TACONES!, no hay porque alarmarse, justo a un lado de la entrada comentada creamos un espacio bajo un árbol donde había una mesita con ‘’Llellés cubretacones’’, así como un cómo asiento para que todo aquel que quisiera descansar o poder ponerse sus cubretacones, podía hacerlo sin ningún problema en nuestro asiento.

Y no sólo eso, también había sobre la mesa adornada con decoración floral, bolsitas de arroz y lavanda para después de la ceremonia, así como abanicos para los más calurosos y pomperos para los más divertidos. ¡A este espacio no le faltaba detalle!

Si nos aproximamos a la zona principal de la ceremonia, podemos observar que esta contaba con un pórtico de lo más elegante, no sólo decorado en la parte superior, sino que también poseía una especie de lazada floral que recogía el velo en ambos lados. En los extremos coronaba otros dos jarrones dorados con decoración floral, acorde con los de la entrada al pasillo, el cual estaba marcado por el seguimiento de la guirnalda floral y lluvia de pétalos.

Frente al pórtico nuestra majestuosa mesa de madera blanca de un diseño clásico pero muy elegante a la vez, decorado con un centro floral con el mismo tipo de flor y tonalidades que el resto de decoración.

Frente a la mesa, el banco para los novios y las sillas para los parientes más cercanos, todo a juego con el resto de mobiliario.

Tras esta maravillosa ceremonia, dónde los novios se dieron el sí quiero, y dónde los familiares y amigos le dedicaron numerosas palabras bonitas, venia el momento que la mayoría de invitados estaba esperando, ¡LA COMIDA!, pero antes de comer es necesario saber cuál es tu mesa, así que nos dirigimos al sitting, el cual fue elegido por los novios y que iba acorde con el resto de decoración. Este sitting de madera blanca, supo recoger de una manera amplia y clara todas las minutas con las mesas y nombres de los invitados, todo ello coronado con una preciosa guirnalda floral, dónde el tipo de flor era el mismo que se había utilizado en el espacio nupcial, peonías blancas, rosas en tonos rosa pastel, paniculata…

Y por si eso fuera poco, mientras los invitados gozaban de la comida, todo nuestro equipo se ponía en marcha para la segunda parte de nuestro trabajo, trasladar parte de la decoración del espacio nupcial a otros rincones de la celebración para que pudieran seguir aprovechándose. En este caso, trasladamos la guirnalda que dibujaba el pasillo en el espacio nupcial ¿la recuerdas?

Pues ahora esa guirnalda iba a dar forma a la entrada de la zona de baile, que junto a un cartel informativo, iban a convertirse en los reyes de la fiesta, ya que después de una buena comilona que mejor manera de seguir celebrando este día tan especial que con un buen baile y un copazo.

 

Sin duda alguna esta ha sido una de las bodas civiles más bonitas que nos ha dejado este año 2018, dónde hemos cumplido los sueños, no solo de Rosa y Jose Antonio, sino de muchísimas parejas, dónde cada una ha aportado su toque de personalidad y distinción en sus bodas.

No ha importado que la boda fuera civil o religiosa, o que hubiera más o menos decoración, lo que verdaderamente nos ha importado es cumplir todas las expectativas de nuestras parejas. Y sin duda, este 2018 las hemos superado todas y con creces.

Solo esperamos que este nuevo año que está a punto de comenzar nos traigan personas tan maravillosas como las que este año nos ha traído. Y que el amor siga triunfando por encima de todas las cosas, que no hay nada más bonito que querer y ser querido, y por supuesto sellar ese amor con un ‘SÍ, QUIERO’ en una ceremonia decorada por Arte y Armonía.

Esperamos que este nuevo año os conceda todo lo que deseáis y que esté repleto de buenos momentos con las personas que queréis.

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO.

Post a Comment