Calma.

¡BUENOS DÍAS DE VIERNES! Queríamos terminar la semana escribiendo en nuestro blog. Llevamos varios días sin escribir y queríamos retomarlo por todo lo alto con una boda que os va a encantar.

Dónde si estamos muy activos son en nuestras redes sociales Instagram y Facebook. Estamos preparando cosas muy chulas para vosotros. Os iremos poniendo al tanto de todo. Tampoco podéis dejar de visitar nuestro canal de YouTube, ahí subimos semanalmente todos los Making-Of de las bodas que realizamos. De esta forma no sólo podéis ver el resultado final de nuestro trabajo, sino también todo el esfuerzo que hay detrás de nuestros montajes.

La boda que vamos a pasar a analizar tuvo lugar en uno de los días más caóticos de nuestra Región. Y lo señalamos como caótico porque fue tras la Dana, las lluvias torrenciales que asolaron nuestra ciudad. A pesar todo, nada, ni nadie nos pudo parar. Afrontamos esta boda con más ganas que nunca. Nuestra pareja se merecía su día y así fue.

La boda era de carácter civil y se desarrolló en un lugar nuevo para nosotros, Finca Roalet de Kiko, ubicada en Partida Baya Baja Polígono 2, nº36 Baya Baja, Elche (Alicante). Aquí recibimos un trato excelente y estamos muy agradecidos por ello.

Tuvimos que adaptarnos a algunos cambios, ya que por motivos climatológicos, no se pudo desarrollar todo como se había planificado. Lo que si se logró mantener fue la ceremonia al aire libre, que tuvo lugar en una amplia zona de la finca con unas vistas y vegetación increíble.

En la entrada principal, por dónde iban a llegar todos los invitados, colocamos un cartel de bienvenida con mensaje personalizado, escogido por nuestros novios. Junto al cartel, un baúl con decoración floral.

Al lado de nuestro mobiliario había unas mesas de madera con un estilo muy boho folk dónde colocaron bebidas para los invitados, ¡qué detallazo!

El espacio principal contaba con varias partes. Para comenzar, al inicio del pasillo se colocó la Estación de pétalos y arroz. Esta se dividía en dos partes. En el lado derecho pusimos una mesas de madera estilo industrial con patas de acero color negro. En uno de sus cajones añadimos una composición floral y en otro, pañuelos proporcionados por los novios. Sobre la mesa colocamos farolas con vela en su interior y cestas de mimbre con los pétalos.
El lado izquierdo fue decorado con dos mesitas pequeñas de troncos de madera. Sobre ellas colocamos los sacos de arroz, más pañuelos y elementos decorativos como farolas y cestas de mimbre con flor en su interior.

El pasillo principal se decoró con caminos de paniculata y verde. Estos caminos no sólo sirven de adorno, sino que también nos ayuda a delimitar el pasillo principal del espacio dónde deben sentarse los invitados. Estos caminos recorrían todo el pasillo, desde su inicio, hasta el espacio principal.

El espacio principal quedó espectacular. Todo se desarrolló en torno al pórtico de madera que fue decorado con muchísimos elementos. La parte delantera contenía una guirnalda que abarcaba todo el marco. Esta guirnalda fue decorada con flores como rosas, hortensias de distintos colores, paniculata, verdes y diversas flores silvestres. Todos los marcos del pórtico, también fueron envueltos con tela de tull blanca, que dibujaban unas ondas llenas de elegancia. En la  parte interior del pórtico añadimos tarritos con flor y bombillas con vela en su interior para dar profundidad.
Frente al pórtico, la mesa y banco que empleamos para esta ceremonia, fueron el modelo boho folk. Mesa de madera en color oscuro con un centro floral en su superficie y un banco de tapizado color hueso y patas de madera color oscuro.

La zona del coctel se situaría alrededor de la piscina de la finca. Quisimos dar también nuestro toque en este espacio. Para ello colocamos en cada esquina de la piscina cestas de mimbre de gran tamaño con decoración floral en su interior.
El photocall fue confeccionado por una amiga de la novia, pero montado por nosotros. Quisimos plasmar todo lo que nos había transmitido la amiga de la novia, para que quedara tal y como ella había imaginado, creo que lo conseguimos.

Ahora damos paso a los centros de mesa. El convite se iba a celebrar al aire libre, pero finalmente tuvo que ser trasladado a una carpa de la finca. A pesar de ello, quedó todo perfecto, lleno de luz y buen gusto.
Nuestros centros de mesa fueron pequeñas cajas de madera con decoración floral en su interior. Por supuesto, siguiendo la línea de colores y tipo de flor que en el resto de la boda.
La mesa presidencial se coronó como la joya de la corona. Se trataba de una mesa alargada de madera de estilo americano. Estas mesas están muy de moda ahora mismo. La decoramos con una guirnalda bastante frondosa de flor que iba de punta a punta de la mesa. Sin duda, un acierto total.

Hasta aquí la boda de hoy. Esperamos que os haya gustado muchísimo y que hayáis disfrutado de cada imagen. Vamos a intentar estar de forma más permanente por aquí, para que así podáis tener una visión más detallada de cada boda.
Atentos mañana a nuestras redes sociales, que mañana es sábado de boda y vamos a estar enseñando muchas cosas bonitas.
Nos vemos en el próximo post, hasta entonces disfrutar de lo que dicen que es el último fin de semana de verano, ya que a partir de la semana que viene se adentran las temperaturas otoñales. Nosotros encantados de que llegue el fresquito, las bodas de invierno también son una auténtica pasada. 
No queremos irnos sin dar las gracias a Carmen María y Fernando, los protagonistas de esta boda. Gracias por vuestra confianza en nosotros, fue un auténtico reto y un placer llevar a cabo vuestro enlace. A pesar de las dificultades, todo salió como siempre habíais soñado. Los nervios eran inevitables, pero gracias a todo el trabajo que hubo detrás se pudo lograr lo que habéis visto en este post. 
Ahora sí que sí, nos vemos muy pronto con nuevas bodas.
¡VIVAN LOS NOVIOS!

Post a Comment