Hortensias.

¡BUENOS DÍAS FAMILIA! Ya estamos casi a mitad de marzo, pero como podéis comprobar no se trata de un mes convencional, aún no ha llegado la primavera y tenemos temperaturas de escándalo. Esto nos viene muy bien para hacer de nuestras bodas mucho más bonitas.

Muy pronto es el día del padre, pero como ya sabéis, padre es todo aquel que ejerce de esta magnífica figura. Con esto nos referimos a que hay madres que tienen esa doble función. Así como abuelos, tíos o cualquier otra persona que se hace cargo de nosotros. Nos cuidan y nos protegen día sí y día también. Son héroes sin capa que se merecen el mundo entero. En nuestras redes sociales iremos subiendo ideas para regalar en este día tan especial, así que no olvidéis seguirnos.

El equipo de Arte y Armonía os trae hoy el análisis de una boda religiosa que nos ha llenado el corazón. Esta boda tuvo lugar el pasado sábado en la Parroquia Nuestra señora de la Asunción, ubicada en Molina de Segura, Murcia. En este día el tiempo nos acompañó con un sol tremendo y una temperatura cálida. Esto para nosotros es una gran ayuda, sobre todo cuando llevamos montajes que pueden ser muy delicados a un clima frío o con lluvia.

Vamos a comenzar por el interior de la Parroquia. Una de las cosas que más nos gustó de esta ceremonia fue el color de la moqueta que escogieron nuestros novios. Un verde pastel que quedaba genial con la tonalidad de la iglesia y las flores escogidas. Esta moqueta recorría todo el pasillo interior hasta el altar principal. Además, este pasillo contaba con unos conos con decoración floral en su interior. Estos conos con paniculata y eucalipto fueron colocados de manera intermitente en los bancos de la Parroquia.

Una vez en el altar principal, podíamos observar una gran composición floral totalmente blanca con hortensias y rosas. Esta composición que a simple vista puede parecer muy básica, lleva mucho trabajo y material. No hay nada que vista más que el color blanco, tan acertado como siempre.

Sobre la mesa del párroco, colocamos un pequeño centro con caída. Decorado con el mismo tipo de flor, pero un poco más salvaje. Y finalmente, para culminar este altar, pusimos en la parte trasera cuatro pequeñas composiciones. Fueron colocadas dos a cada lado para dar más profundidad.

El exterior contaba con la misma moqueta que colocamos en el interior. Una vertical de  metros y otra horizontal dónde se iban a colocar las columnas florales y la estación de pétalos y arroz.

En el pasillo vertical pusimos dos caminos de flor silvestre y paniculata. Estos caminos recorrían todo el pasillo hasta la entrada principal de la Parroquia. La mezcla de colores escogidos para la decoración exterior era la misma que la empleada en el interior. Combinación de blanco y verdes. Una fusión entre lo elegante y lo salvaje que quedaba ideal en este montaje.

Junto a la puerta, había dos grandes columnas florales, cada una colocada en un extremo. Estas columnas no están sujetas a la fachada, sino que se mantienen por si solas con mucha seguridad. Nuestro equipo se encargó de que así fuera, no nos gusta dañar las estructuras de los lugares donde trabajamos. Por ello, utilizamos siempre materiales adecuados, que no dañen absolutamente nada. Estas columnas también estaban formadas por hortensias, rosas y muchos verdes como las hojas de filodendro o el eucalipto.

A pesar de usar muy a menudo este montaje, siempre son diferentes. La composición floral, el tamaño, la forma o la altura. Cada pareja escoge como quiere que sean sus columnas y las personalizan totalmente a su gusto y eso nos encanta.

En el lado derecho, junto a una de las columnas pusimos una gran mesa de madera blanca envejecida. Esa mesa actuaba como ‘Estación de pétalos y arroz’. Sobre ella pusimos bandejas de madera con bolsitas de arroz proporcionadas por los novios y pétalos. La combinación de la madera envejecida con este tipo de decoración crea un ambiente mágico.

El ramo de novia también era una auténtica joya. Se trataba de un ramo estilo redondo de color blanco con toques silvestres en tonalidades verdes y moradas. Sin duda le iba como anillo al dedo a nuestra novia. Siempre buscamos asemejar lo máximo posible el ramo a su portadora. Analizamos sus gustos, estilos y preferencias para crear el ramo perfecto para ella. También añadimos decoración al coche de la novia.

Un taxi antiguo procedente de Londres. A este coche le pegaba un a decoración diferente y eso hicimos. Colocamos una guirnalda en la parte trasera y dos ramilletes en la parte delantera, quedó espectacular.

Posteriormente,  tras una bonita ceremonia nos trasladamos al lugar dónde se iba a desarrollar el convite y el resto de la fiesta. Este lugar era el salón de celebraciones El Portón de la Condesa, ubicado en Molina de Segura Murcia, Avenida Principal, s/n, 30509 La Alcayna, Murcia.

Aquí colocamos muchos elementos decorativos y también trasladamos algunas composiciones florales de la Parroquia. Como ya sabéis, la decoración que ponemos en el interior de las iglesias, la mayoría de veces se queda por petición y normas de los párrocos. Así que las cosas que trasladamos al restaurante son las que decoran el exterior de estas bodas religiosas.

En la entrada al salón pusimos uno de nuestros carteles de bienvenida totalmente personalizado por nuestros novios. Este cartel contenía un bonito mensaje para agradecer a todos los invitados su presencia en ese día tan especial. Además, lo acompañamos con un baúl antiguo con decoración floral en su interior.

En el interior, nuestra pareja colocó un Seating Plan muy original. Se trataba de una estructura metálica con un fondo negro dónde sobre él se colocaron las minutas de las mesas. Se le añadió decoración floral alrededor de este espacio para acompañarlo. Lo que empleamos para decorar esta zona fueron los caminos que recorrían el pasillo exterior de la Parroquia.

De esta forma nuestros novios y sus invitados podían disfrutar de sus flores durante todo lo que durara su gran día.

Los centros de mesa eran muy simples y elegantes. Se trataba de jarrones de cristal muy estrechos y altos. A pesar de su altura no dificultaban nada la visibilidad de los comensales. En lo alto del jarrón culminaba una hortensia blanca con paniculata y verde a su alrededor.

El centro de mesa presidencial era más elaborado. Se trababa de una composición floral con las mismas tonalidades y flores que el resto de decoración. A los pies de la mesa también quisimos añadir parte de los caminos florales para darle un toque más diferenciado a esta mesa.

Justo en el panel que había colocado detrás de la mesa de los novios, pusimos las columnas florales. De esta forma, nada más entrar al salón podías apreciar cual era la mesa presidencial con total claridad.

Hasta aquí el análisis de esta boda. Esperamos que os haya gustado tanto como a nosotros montar esta maravilla. Si queréis ver cómo fue este día y el trabajo que hay detrás de estas fotos, no olvidéis ver el Making-Of. Ya lo tenéis disponible en nuestro canal de YouTube.

No os perdáis nada, seguirnos en nuestras redes sociales Instagram y Facebook, estamos muy activos. Nos vemos muy pronto, hasta entonces ser muy felices y disfrutar de los vuestros.

¡VIVAN LOS NOVIOS!

Post a Comment