Primeras Bodas Del Año

¡BUENAS TARDES ENAMORADOS! ¿Cómo ha ido este pasado 14 de Febrero? ¿Habéis recibo algún regalo realizado por Arte y Armonía? Si es así, esperamos que os haya encantado, porque a todos le pusimos todo nuestro amos y cariño.

Por fin tenemos un poco de tiempo para poder escribir un nuevo ‘post’. Hemos estado hasta arriba con la campaña de San Valentín y estamos muy contentos de haber llegado a nuestros objetivos.

Durante estos días hemos estado a tope en nuestras redes sociales, dónde hemos llevado a cabo un sorteo muy especial y además hemos hecho una colaboración con una blogger murciana de lo más agradable, lafamiliajvlog.

Hemos realizado muchos detalles para enamorados, pero no hemos dejado de lado nuestro objetivo principal, las bodas. Aunque vayamos hasta arriba de trabajo, nuestras bodas y sus parejas son lo primordial.

Hoy os traemos un post muy especial. Se trata de las dos primeras bodas del año, ambas fueron religiosas, y tuvieron lugar las pasadas semanas.

La primera que vamos a describir y analizar al detalle, es la boda que tuvo lugar en la Iglesia San Pablo, Murcia. Dónde Pablo y Esther se dieron el SÍ, QUIERO.

A la entrada de esta preciosa Iglesia, podíamos encontrar una estación de pétalos y arroz, formada por dos mesitas de madera blanca envejecida con decoración floral. Una de ellas contenía una bandeja con pétalos y la otra, una bandeja con arroz.

El pasillo principal estaba marcado por una moqueta de color vino que comenzaba en la calle y llegaba hasta el altar principal, dónde daba comienzo el espacio decorado con composiciones florales.

Inicialmente, podemos comentar las dos guirnaldas que decoraban los escalones del altar, situadas a ambos lados. Estas guirnaldas bordeaban uno de los escalones para dar así sensación de separación entre el altar y el resto del espacio.

La decoración de la mesa principal estaba compuesta por tres tarrinas con decoración floral, que al juntarlas formaban un majestuoso centro de mesa con caída y muy elegante. Esta es una forma de añadir decoración floral a una ceremonia religiosa y que no quede demasiado cargado.

Además, al tratarse de la mesa desde donde se oficia la ceremonia, recoge todas las miradas, es por ello que ha de estar lo mejor decorada posible.

La joya de esta decoración, eran sin duda, las columnas que decoraban el fondo del altar, a ambos lados de la cruz. Esta mezcla de vegetación salvaje y tonalidades blancas daban una armonía perfecta para este tipo de decoración. En varias ocasiones hemos empleado columnas de este tipo para decorar iglesias, pero como podéis comprobar, no hay dos iguales. Nos gusta que cada una de nuestras creaciones se ajuste a la pareja que se va a casar. Las tonalidades empleadas para esta decoración fueron blancos y verdes, utilizando diversos tipos de flores como margaritas, rosas, anthurium  y flor silvestre.

Nuestra segunda ceremonia religiosa, tuvo lugar en la Iglesia de San Antolín, Murcia. Dónde Elena y Marcelino se dieron el SÍ, QUIERO.

Esta boda tuvo un poco más de complejidad, debido a que llevaba mucha más decoración en el exterior de la iglesia que la boda anterior.

En esta ceremonia, también se empleó una moqueta de color vino, tanto en el exterior, como en el interior de la iglesia. Esta moqueta dibujaba el camino hacia el altar y la colocamos en dos partes, una parte más ancha en la zona exterior y una parte más estrecha en el interior, ya que debíamos adaptarnos al espacio del pasillo de la iglesia.

La moqueta exterior, estaba delimitada por unas farolas de estilo étnico, colocadas de manera desigual, que decoraban el pasillo de la entrada. Estas poseían en su interior velas que posteriormente fueron encendidas.

Otro de los elementos decorativos, era los dos jarrones dorados que se colocaron a ambos lados del pasillo exterior. Estos contenían composiciones florales en tonos color pastel, como rosa, blanco y tonalidades moradas. Junto a estos jarrones, se encontraba la estación de pétalos y arroz, la cual era una mesita de color oro, con decoración floral.

Una vez en el interior de la iglesia, los bancos estaban decorados con unos ramilletes sencillos pero elegantes. Estos ramilletes estaban compuestos por una rosa, paniculata y retama. Todo ello sostenido con una bonita lazada.

Ya en el altar, podíamos observar las composiciones florales con caída de retama que decoraban ambos lados de la barandilla que separaba el altar del resto del espacio. La mesa principal también estaba decorada con un bonito centro floral que abarcaba toda la mesa y le daba un toque mágico.  

El tipo de flor empleado en estas composiciones eran de las mismas tonalidades que las del exterior. Las flores empleadas eran rosas color pastel, alelíes morados, hortensias blancas y flor silvestre.

Al fondo, podemos contemplar otro par de jarrones dorados, estos un poco más pequeños que los del exterior y situados a ambos lados del altar. Estaba decorados de la misma forma, de esta manera podemos enlazar la decoración exterior con la interior sin alterar las tonalidades, ni la armonía de la decoración de esta ceremonia.

Estas han sido las dos bodas religiosas con las que hemos dado el pistoletazo de salida a este nuevo año 2019. Estamos muy emocionados con todos los proyectos que tenemos por delante. Y también estamos ansiosos por tener nuestra primera boda civil, que para nosotros son muy especiales.

¿Qué os ha parecido este tipo de decoraciones? Como habéis podido comprobar, una boda religiosa no es menos bonita, ya que le puedes añadir mucha decoración floral sin que quede cargada.

Ahora toca ponerse las pilas y prepararse para lo que viene, nos vemos en el próximo post, hasta entonces querer mucho y soñar con vuestra boda perfecta, nosotros nos encargamos en hacerla realidad.

¡VIVAN LOS NOVIOS!

Post a Comment